Search form

Simulación y Cotización: claves para tomar una decisión responsable

Subgerencia de Comunicaciones

, Apr 05, 2012. 07:00

Adquirir un compromiso financiero es una responsabilidad que requiere contar con información clara y precisa. Por ello, quienes se interesen por encontrar un producto o servicio que se acomode a sus necesidades económicas, deberán poner especial atención en cada una de las alternativas que el mercado ofrece.
A cuatro semanas de la entrada en vigencia del Sernac Financiero, existen conceptos que es necesario tener en cuenta para tomar la mejor decisión. Por eso, BancoEstado entrega las claves para entender dos términos del ámbito comercial que tienden a confundirse: simulación y cotización.
 
 
La simulación: un ejemplo en la preventa
 
Este servicio ofrece al cliente que requiere un crédito, conocer sus costos, plazos y características, lo que permite además, comparar con otros productos disponibles en el mercado. No es vinculante, es decir, no implica una evaluación formal de la capacidad económica del usuario, ni tampoco una aprobación comercial por parte del banco. En conclusión, es el detalle de las condiciones que se ofrecen para un determinado producto y servicio.
 
 
En este proceso se incluye el monto solicitado, los impuestos, los gastos notariales y los seguros. Además, se informa la carga anual equivalente (CAE) y el costo total del crédito (CTC), datos que el ejecutivo y el cliente deben saber interpretar de manera correcta para que el cliente pueda comparar esa oferta -sobre una base común- con las de otros bancos y optar por la que estime más conveniente. Es importante destacar que la simulación se da a conocer en el proceso de preventa, es decir, cuando el consumidor está buscando la mejor alternativa de financiamiento.
 
La cotización: a sólo un paso de la venta
 
La cotización, por su parte, es un documento formal que corresponde al resultado personalizado y aprobado comercialmente y que se entrega al cliente, producto de una solicitud de crédito. Para obtenerla, el consumidor debe presentar todos los documentos solicitados para verificar antecedentes y realizar la evaluación crediticia. 
 
Además, durante este proceso se debe incluir la CAE y el CTC y, tal como indica la Ley 20.555 en su artículo 17 G: “Deberá informar todos los precios, tasas, cargos, comisiones, costos, tarifas, condiciones y vigencia de los productos ofrecidos conjuntamente. Asimismo, se deberán informar las comparaciones con esos mismos valores y condiciones en el caso de que se contraten separadamente”.         
          
La cotización tiene una vigencia de siete días hábiles y en ese período no se puede cambiar ninguna de las condiciones acordadas con el cliente. La única excepción a esta regla es que se trate de una campaña o promoción con fechas de inicio y de término informadas públicamente. 
 
Al ser parte del proceso de venta, cuando el cliente presentó sus documentos y la operación fue aprobada comercialmente, sólo falta la firma del titular para cursar el crédito correspondiente.
 
Cómo solicitar una simulación o una cotización
 
El cliente puede acceder a la simulación a través de Internet ingresando al sitio web de BancoEstado, llamando al Centro de Contacto al 600 200 7000 o en las sucursales mediante un ejecutivo, quien puede efectuar la simulación en forma presencial. Las cotizaciones, en tanto, sólo se pueden solicitar en sucursales con ejecutivos.
 
En todos los procesos financieros es fundamental que los clientes tomen en cuenta cada concepto y comprendan a cabalidad en qué consisten, ya que sólo así podrán tomar decisiones de forma adecuada. Por eso BancoEstado, en el rol social que lo caracteriza, entrega información detallada y precisa, de forma transparente.