Search form

Apoyo a Políticas Públicas

Como un banco al servicio de todos los habitantes de Chile, cuyo desarrollo y crecimiento es inseparable del que también ha experimentado el país, existimos para facilitar el despliegue de las políticas públicas del Estado, sean éstas de carácter permanente u obedezcan a circunstancias determinadas.

Cada vez que Chile ha debido hacer frente a una contingencia, como una recesión externa, una crisis social o sanitaria o un desastre ocasionado por la naturaleza, BancoEstado siempre ha intervenido por mandato de gobierno, en coordinación con otros entes públicos y también de manera proactiva para contribuir a aliviar la situación de quienes se han visto afectados y, de ser necesario, jugar un rol anticíciclo para estimular la reactivación del país.

Desde el financiamiento de grandes proyectos de infraestructura hasta el pago de bonos o subsidios estatales y la promoción de políticas medioambientales, contribuimos a implementar las políticas públicas en su dimensión financiera.

  • Bonos y Otros Beneficios

    Uno de los aportes de amplio alcance social de BancoEstado es el pago de distintos beneficios estatales como los bonos o subsidios, así como las pensiones de vejez del Instituto de Previsión Social (IPS). Algunos de ellos son permanentes y otros se activan producto de alguna contingencia. Todos ellos están destinados a las personas y familias más vulnerables del país.

    Durante el año 2019 pagamos el Bono de Ayuda Familiar a cerca de 1,5 millones de beneficiarios, de los cuales 1,2 millones recibieron su abono en CuentaRUT. Asimismo, efectuamos el pago de pensiones del IPS a más de 930 mil personas y el pago del incremento del Pilar Solidario y el Aporte Previsional Solidario a cerca de 155 mil beneficiarios. Como todos los años, también hicimos entrega del Subsidio de Calefacción destinado a 28 mil familias de la región de Aysén, realizando rutas especiales para llegar a 28 localidades aisladas donde también se encuentran beneficiarios de este subsidio. También pagamos un bono de emergencia para apoyar a 419 familias afectadas por incendios en la ciudad de Valparaíso.

    Para hacer efectivas estas transferencias de recursos del fisco a los beneficiarios efectuamos abonos masivos en CuentaRUT y realizamos pagos presenciales en nuestra red de sucursales de BancoEstado y ServiEstado, en los miles de puntos de atención CajaVecina, y también, cuando se trata de llegar hasta localidades aisladas geográficamente, haciendo uso de cajeros móviles.

    Adicionalmente, mediante abonos en cuentas bancarias hacemos efectiva la inmensa mayoría de las devoluciones anuales de impuesto de la Operación Renta. El año 2019 gestionamos el 95% de los casi 2,7 millones de devoluciones de impuestos. Un 54% de éstas se hizo en cuentas de BancoEstado y cerca de la mitad fueron abonos a la CuentaRUT.

    Asimismo, mediante un convenio con Fonasa dispusimos la red de atención de CajaVecina para la compra de bonos para prestaciones médicas, facilitando a las personas sus trámites de salud. En el año 2019, más de 918 mil bonos de Fonasa fueron adquiridos a través de este canal.

     

  • Financiamiento

    El financiamiento y la asesoría a las micro y pequeñas empresas, de manera permanente (a través, por ejemplo, de programas como Emprende y CreceMujer), pero con especial sentido de urgencia en escenarios económicos complejos, constituye también otra de las líneas por medio de las cuales BancoEstado se convierte en instrumento para el desarrollo de políticas públicas. Esto último se observa particularmente a través del acceso a fondos con garantía estatal de FOGAPE y FOGAIN para las empresas de menor tamaño, que inyectan recursos frescos para micro y pequeños empresarios, los segmentos más vulnerables en momentos de estrechez financiera.

    A lo largo de nuestra historia, hemos formalizado muchas alianzas, convenios y programas para trabajar en conjunto con el mundo público, así como financiado grandes obras de iniciativa privada con impacto social, que contribuyen al desarrollo de la comunidad. Entre los financiamientos recientes se encuentran proyectos de inversión con créditos destinados a grandes empresas de energía, industriales, mineras, inmobiliarias, constructoras, concesionarias y comerciales.

    En nuestro rol de banco público, apoyamos el programa interministerial “Plan Impulso Araucanía”, tanto para potenciar el desarrollo productivo de la zona, eminentemente agrícola, como para la atención de víctimas de la violencia rural. El año 2019 entregamos 22.737 créditos por un monto total de $196.720 millones. Del total de beneficiados, un 28% correspondió a pequeñas empresas y un 27% a microempresas.

    Con el objetivo de paliar los efectos de la sequía en 2019, impulsamos financiamiento para el sector agrícola creando plataformas especializadas para los clientes del agro en las regiones de Valparaíso y la Araucanía.

    Ese mismo año, suscribimos con el gobierno, los reguladores y actores privados del sector financiero un “Acuerdo verde” para el desarrollo y la distribución de productos financieros verdes, cuyo objetivo es contribuir a la estabilidad financiera y al logro de los compromisos de Chile en materia climática.

     

  • Aportes Directos al Fisco

    Como banco público, además del impuesto de primera categoría con tasa de 25%, contribuimos al fisco con un impuesto adicional de 40% y la distribución de dividendos con cargo a las utilidades de cada ejercicio. Al término del 2019, dichos aportes al fisco sumaban $2.653 mil millones en los últimos diez años. Este monto supera largamente los recursos que hemos recibido por parte del Estado en aumentos de capital para impulsar determinadas políticas públicas, los que alcanzaron en igual período los $720 mil millones.