logo Banco Estado

Lo que debes saber para comprar una vivienda usada

Subgerencia de comunicaciones

, Jul 08, 2012. 11:00

Tener una casa propia es el principal sueño de muchos chilenos. Si bien hay muchos que optan por una vivienda nueva, otros prefieren comprar una usada, ya sea porque son más grandes, porque tienen una distribución interna especial o simplemente por el costo. Para ellos, BancoEstado cuenta con créditos hipotecarios con distintas modalidades de pago y plazos, a los que se puede acceder a través de la red de sucursales desplegadas a lo largo de Chile.
¿Cuán cierto es que conseguir un crédito para comprar una casa usada es más complicado que para una nueva? ¿En qué se deben fijar las personas que quieran postular a este tipo de financiamiento? ¿Se puede adquirir una vivienda usada incluso si alguien ya cuenta con un subsidio previo? Preguntas como éstas rondan las decisiones de cientos de chilenos que quieren dar un paso importante y acceder a la casa propia. Para encontrar las respuestas precisas, conversamos con Marcelo Hiriart, subgerente de Negocio Hipotecario de BancoEstado. 
 
Conseguir financiamiento para la casa usada: ¿Difícil?
 
Muchos clientes piensan que financiar una casa usada es complicado o imposible y que todos los productos existentes en el mercado están creados sólo para viviendas nuevas. Para desmitificar esta creencia, Hiriart explica: “Se cree un proceso  difícil porque es necesario contar con todos los antecedentes legales de la propiedad antes de pedir un crédito. Lo complicado podría ser recopilarlos, ya que eso toma tiempo”. Más allá de este papeleo, la buena noticia es que sí existen créditos para comprar un inmueble de estas características. 
 
Además de las alternativas de financiamiento para casas nuevas, BancoEstado cuenta con créditos hipotecarios para adquirir viviendas usadas, con tazas y plazos muy convenientes.
 
 
En cuanto a los créditos, el ejecutivo señala: “En BancoEstado los clientes pueden encontrar una variedad de productos para financiar su vivienda usada. Contamos con distintas modalidades, como mutuos hipotecarios o letras, con plazos que van desde 8 a 30 años”. Adicionalmente, de acuerdo a Hiriart, existen promociones de tasas más convenientes y  beneficios como rebajas en la prima de los seguros o la opción de pagar los gastos operacionales del crédito en 12 cuotas sin interés con la tarjeta de crédito del banco.
 
Al igual que en cualquier otro crédito, el ejecutivo explica que es importante fijarse en la tasa de interés, si es fija o variable, como también el valor de los seguros asociados a este producto. “La tasa de interés pactada, si es fija, no cambia en todo el periodo del crédito, no así respecto a los seguros que pueden cambiar el precio en el tiempo. Generalmente el cliente acomoda el dividendo ajustando el plazo, pero lo mejor para él es lograr un equilibrio entre su capacidad de pago y el menor plazo posible, esto permite un ahorro significativo en el costo del crédito”, explica. 
 
Por otro lado, una de las principales dudas que presentan muchos clientes, tiene relación con la posibilidad de adquirir una casa, aun cuando hayan sido beneficiados por algún tipo de subsidio. En estos casos, el ejecutivo señala: “BancoEstado puede financiar a través de un crédito hipotecario la diferencia entre el subsidio otorgado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y el ahorro previo, ya que hoy a través del subsidio DS01 Título II, una persona puede comprar una propiedad usada hasta UF 2.000”.
 
Una mejor decisión
 
Entre las claves para decidir qué alternativa de financiamiento elegir, Hiriart explica que lo mejor para los clientes es lograr un equilibrio entre su capacidad de pago y el mejor plazo posible, porque “esto permite un ahorro significativo en el costo del crédito”. Es clave que antes de tomar uno, los clientes coticen, se informen, consulten y revisen cada uno de los costos asociados. “Es una decisión financiera de largo plazo que deben tomar con cuidado”, afirma.
 
Hoy es posible encontrar apoyos adicionales para tomar una mejor decisión, como lo son el CAE (Carga Anual Equivalente) y el CTC (Costo del Crédito), los que permiten que los clientes comparen las ofertas que ofrece cada institución financiera en igualdad de condiciones.
 
BancoEstado te aconseja
 
¿Qué sucede si una propiedad no es adquirida a través de un crédito hipotecario? A juicio de Hiriart, lo mejor es que los clientes puedan acceder a asesoría legal. “Al financiar la propiedad con un banco, éste se encarga de realizar el estudio de los títulos de la propiedad, además de tasarla comercialmente, lo que proporciona una mayor tranquilidad al cliente”, explica.
 
A su vez, existen ciertos antecedentes imprescindibles para la compra de un inmueble, que obligatoriamente el interesado debe exigir. Entre ellos se encuentran: 
 
1. Copia de la escritura de la compraventa.
2. Copia de la inscripción de dominio con vigencia.
3. Certificado de gravámenes y prohibiciones: de no expropiación, pago de contribuciones del inmueble, entre otros.
 
Porque a BancoEstado le importa que la compra de tu casa se realice con tranquilidad y confianza, Hiriart destaca el servicio de Gestoría Documental, el cual facilita la obtención de dichos documentos en caso de que existan reparos legales/técnicos. “El servicio además ofrece asesoría legal permanente a través de un equipo de abogados calificados dispuestos a ayudar a cada uno de los clientes en todas sus consultas”, finaliza el ejecutivo.